UCOM-MH

08/02/2020

El ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, calificó como engaño la “industrialización del gas” que pregonaba el anterior gobierno e informó que la inversión para la planta de propileno y polipropileno de la provincia Gran Chaco fue paralizada por no existir las condiciones necesarias para la producción y también reveló que en la Planta de Úrea de Bulo Bulo actualmente es “imposible lograr rentabilidad”...

“La petroquímica tiene que estar bien orientada, ésta debe redireccionarse a través de estudios serios, sin mentiras, sabiendo que sí tenemos gas, si no ¿con qué gas funcionarán las plantas, si no hicimos las inversiones para recuperar nuestras reservas?”, cuestionó la autoridad.

Zamora lamentó que el anterior gobierno haya difundido mentiras como la existencia de “un mar de gas”, cuando en realidad las reservas de hidrocarburos se hallan en proceso de declinación. “El mar de gas no existe, es una mentira que nos hacía hacer malos negocios, negociábamos multas. Ahora vamos a negociar gas, nos interesa vender gas, que nos compren gas para que todos quedemos tranquilos”, agregó.

El Ministro realizó tales declaraciones en conferencia de prensa realizada hoy en Tarija, donde se reunió con representantes del Comité Cívico a quienes pidió que se reconcilien y dejen sus intereses de lado trabajando por el bien del departamento.

Al explicar la inexistencia del “mar de gas”, el Ministro informó que, debido a que no se descubrió nuevas reservas importantes en 14 años del anterior gobierno, hoy en día se debe negociar con la Argentina volúmenes adecuados para que la nominación que haga ese país no sobrepase la capacidad de producción de Bolivia con el ánimo de evitar multas por incumplimiento de contrato. "El problema que podemos tener con la Argentina es que nos incrementen, en invierno, la nominación", señaló la autoridad.

Al hacer referencia a la Planta de Úrea y Amoniaco de Bulo Bulo, Zamora dijo que se debe trabajar en la mejora de los sistemas de comercialización, en el proceso de producción, además evitar los bloqueos ya que estos matan la industria. “La Planta de Úrea estuvo paralizada 150 días el año pasado. Trasladar una tonelada cuesta entre $us 50 a 70 y además funciona con gas subvencionado, es imposible que pueda tener rentabilidad”, añadió.

Por otra parte, informó que, para la importación de combustibles se abrirá una licitación de combustibles con el objetivo de mejorar los precios y una mejor calidad en beneficio de la población.

También se refirió al trabajo que se está realizando para que la Empresa Tarijeña del Gas (EMTAGAS) sea un modelo de empresa mixta junto con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), constituyéndose en la primera alianza pública privada en beneficio de la población tarijeña.

Escribir un comentario


Noticias del sector