Noticias del sector

Importación de diésel, gasolina y lubricantes se incrementó en 72%

Los Tiempos

23/08/2019

La importación de combustibles (diésel y gasolina) y lubricantes subió un 72 por ciento en valor y 69 por ciento en volumen durante el primer semestre de este año con relación al mismo período de 2018. Este incremento se registra pese a que en 2018 el presidente Evo Morales dijo que la inclusión de etanol  a la matriz energética del país permitiría un ahorro de hasta del 40 por ciento en la compra de combustibles del exterior...

Según datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), este primer semestre del año el país importó 1.156 millones de kilos de combustible por los que pagó algo más de 905 millones de dólares. En el mismo periodo, pero de 2018, la compra fue de 685 millones de kilos por 525 millones de dólares.

El diésel es el combustible más importado, y Argentina  es el principal proveedor con el 47 por ciento de diésel adquirido, según datos de 2018. El 30 por ciento proviene de Chile y el 13 por ciento de Perú.

En 2018, se compró 1,2 millones de toneladas de diésel por 897 millones de dólares. En 2017, la cantidad fue de un millón de toneladas por 637 millones de dólares.

Desde 2018, el Gobierno introduce gasolina con diferentes porcentajes de etanol  (aditivo vegetal), con lo que se tenía planificado que la subvención a los combustibles se reduzca en 269 millones de bolivianos este año. En 2017, se destinó 1.528 millones  de bolivianos para mantener congelado el precio de la gasolina.

La compra de etanol debía incrementarse gradualmente cada año.

Propuestas

El analista Hugo del Granado indicó que la importación de líquidos incrementa debido a que cada año crece el parque automotor, además que las reservas de petróleo se han agotado y no se ha realizado nuevos estudios y trabajos de exploración para encontrar nuevas fuentes.

“Las refinerías se están quedando sin nada que hacer porque no hay líquidos para industrializar”, dijo Del Granado.

El especialista recomendó al Gobierno incentivar el uso de vehículos electrónicos, a gas y a etanol. Además, subir el costo a la importación de vehículos podría ayudar a reducir el consumo de combustible, indicó. Explicó también que el costo a la importación y  subvención del combustible daña la economía.

El economista José Gabriel Espinoza señaló que llama mucho la atención el  gran incremento en la importación de combustibles.  Coincide con Del Granado en que hay una menor producción en el ámbito nacional y eso preocupa. “Producir menos combustible significa que somos más dependientes de las importaciones y hay mayor presión sobre las reservas y sobre los indicadores de estabilidad macroeconómica”, dijo.

69% sube la compra de combustibles y lubricantes de países extranjeros para su uso en el país. La producción nacional de líquidos ha caído.

PRODUCCIÓN DE LÍQUIDOS DISMINUYE

La producción de líquidos (petróleo, condensado y gasolina natural) disminuyó en 13 por ciento entre 2014 y 2017. Hasta enero de 2018, estaba en su nivel más bajo de los últimos años.

El lanzamiento de la nueva gasolina Súper Etanol 92 y plus tenía el objetivo de reducir la compra de gasolina, diésel y otros aditivos.

El Gobierno anunció que con la producción de etanol se ahorraría unos 400 millones de dólares anuales. Desde principios de año, los productores de etanol se quejan porque el Gobierno no compra la cantidad acordada.

DATOS

Argentina principal proveedor. En 2007 del país vecino compramos diésel por un valor de 27.176.641 dólares, pero esa cifra subió a  48.333.442 dólares en 2018

Gasolina importada de Argentina. En 2017 importamos de ese país gasolina por un valor de 10.220.700  dólares y en 2018 fue de 11.207.544 dólares.

Diésel es el más comprado. En 2018 la compra de diésel registró un crecimiento en el valor, un 41%, y volumen, un 19%, respecto al 2017.

Escribir un comentario