Noticias del sector

Los Tiempos

20/08/2019

Pese a los inconvenientes generados por limitaciones logísticas, el sector privado y el Gobierno nacional mantienen sus esperanzas en el proyecto etanol, pues aspiran a incrementar la producción del aditivo proveniente de la caña para elevar la mezcla de 12 a 25 por ciento en los próximos años...

El viceministro de Industrialización, Comercialización, Transporte y Almacenaje de Hidrocarburos, Humberto Salinas, señaló que la meta es alcanzar una mezcla del 25 por ciento de alcohol anhidro mezclado con gasolina para la obtención de un combustible con mayor octanaje.

Sin embargo, admitió que este año Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) sólo podrá adquirir entre el 75 y 80 por ciento de los 150 millones de litros comprometidos con las industrias que producen el aditivo.

“Se va a llegar a un 75, 80 por ciento de lo comprometido dado que ha demorado un poco el tema de iniciar con la gasolina Especial Plus”, explicó, a tiempo de mencionar que la estatal petrolera está cerca de finalizar la construcción de seis tanques que permitirán aumentar su capacidad de almacenamiento en Santa Cruz, La Paz y Oruro.

Mejoras.

El Viceministro indicó que subir el porcentaje de mezcla no sólo mejorará el octanaje de la gasolina, sino también permitirá contar con un combustible que cumpla con la norma Euro 4 (con menor impacto al medio ambiente).

Salinas precisó que la nueva gasolina podría estar hasta el año 2021, aunque aclaró que esto dependerá de las instalaciones disponibles en el país. “Hoy en día, las estaciones de servicio pueden manejar dos o tres combustibles, pero si pudieran manejar un combustible más, podríamos hacerlo”, dijo.

Por su parte, Héctor Justiniano, vicepresidente del ingenio azucarero Unagro, mencionó que las cuatro industrias proveedoras de alcohol anhidro a YPFB a la fecha tienen la capacidad de entregar 300 millones de litros a la estatal petrolera, puesto que desde el inicio del proyecto realizaron importantes inversiones.

“Exhortamos precisamente a los técnicos de Yacimientos que trabajemos juntos en una planificación de tal manera que podamos prepararnos adecuadamente, mejorar nuestra capacidad y también ver la parte financiera que es muy necesaria para hacer las inversiones”, agregó.

A largo plazo.

Justiniano calculó que la producción del aditivo, con una mezcla del 25 por ciento, alcanzará a 1.040 millones de litros en los próximos 20 años, mientras que el área cultivada de caña, la materia prima, deberá aumentar de 160 mil a 451 mil hectáreas.

Aproximadamente 40 años tomó el inicio del proyecto etanol. Los empresarios destacan la decisión política

GUABIRÁ NIEGA DESMONTES

El presidente del Ingenio Azucarero Guabirá, Mariano Aguilera, informó que la ampliación de cultivos de caña permite contrarrestar los efectos ambientales y que el proyecto etanol, a la fecha, no registra desmontes para nuevos cultivos de caña.

Precisó que el cultivo atrae entre seis y 10 veces más CO2 que el monte virgen, de modo que permite mitigar los efectos.

“En segundo lugar, se habla de deforestación, pero acá no la hay porque las áreas que están en este momento sembradas de caña, y las que se están ampliando son áreas que se están sustituyendo otros cultivos, y prácticamente no hay desmonte, es mínimo”, dijo.

Escribir un comentario