Los Tiempos

02/07/2019

Aunque el sector transporte anunció vigilias en todo el país a partir de ayer en rechazo al inicio de la retención de recursos en la compra de diésel, gasolina y GNV —destinados a la conformación del Fondo Complementario de Jubilación para el Transporte Público—, las estaciones de servicio en Bolivia no tienen el instructivo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) para comenzar con el cobro adicional.

ASOSUR no tiene reuniones programadas con el Gobierno para definir el inicio de la retención.

Según la presidente de la Asociación Nacional de Surtidores (ASOSUR), Lili Fiorilo, las estaciones de servicio no tienen el instructivo para iniciar la retención, pese a que el decreto indica que el cobro se iniciaría ayer...

El Decreto Supremo 3578 establece la retención —a los transportistas— de 0,31 bolivianos por cada litro de diésel, 0,64 por litro de gasolina y 0,80 por cada metro cúbico de GNV. Esto permitirá el pago de una renta mensual de 725 bolivianos a los transportistas mayores de 60 años.

Fiorilo explicó que tampoco se llevó a cabo una reunión con las instancias de Gobierno para definir la modalidad de la retención, pues, al tratarse de un servicio adicional, los surtidores exigen el pago de una comisión justa, la cual debe definirse en base a los costos variables entre uno y otro departamento, sobre todo en provincias.

“Tenemos que ver todo el protocolo que se tiene que hacer. Como sector, es preocupante que tengamos que tener ese tipo de acciones; hoy día son los transportistas, mañana seguramente será otro sector y ya se va a distorsionar el rol que realizan las estaciones de servicio”, indicó Fiorilo.

El Ministerio de Economía, en su boletín oficial ECOS, señala: “En julio de 2019, se realizaría el primer pago a los transportistas de 60 o más años de edad registrados en las listas enviadas por las Confederaciones, una vez cumplidos los plazos en el Decreto Supremo Nº 3578 para la actualización de información de placas de vehículos de Transporte Público y constituida la Reserva de los Aportes del Sector del Autotransporte con lo que se financiará este pago”.

TRANSPORTISTAS VEN FALTA DE CLARIDAD

El Decreto Supremo 3578 contempla una base de datos inicial de 82.682 transportistas afiliados a la Confederación Sindical de Choferes de Bolivia y a la Confederación Nacional de Transporte Libre de Bolivia.

Sin embargo, los transportistas que no forman parte de estas organizaciones rechazan la creación del Fondo porque no hay condiciones claras, dijo Oscar Michel Flores, presidente del Transporte Pesado Nacional e Internacional del Oriente. Según él, la falta de claridad en la norma hará que la población termine aportando al Fondo.

 

Escribir un comentario